Una cámara sin espejo es uno que no requiere un espejo réflex, un componente clave de las cámaras DSLR.

El espejo en una DSLR refleja la luz hasta el visor óptico. En una cámara sin espejo, no hay visor óptico. En cambio, el sensor de imágenes está expuesto a la luz en todo momento. Esto le ofrece una vista previa digital de su imagen, ya sea en la pantalla LCD posterior o en un visor electrónico (EVF).