Las actividades sostenibles son aquellas experiencias que van de la mano con un estilo de vida ético y respetuoso con el medio ambiente.

Están basadas en decisiones que benefician al planeta y a las personas así como a ti mismo.